Ciclismo de montaña en la Región de Murcia

  • TransAtlas 2015

  • Imagen Salidas con alforjas a lo largo del mundo.
Imagen Salidas con alforjas a lo largo del mundo.

Moderador: moderador

 #157667  por nako147
 27 Feb 2015, 00:12
<TA0>
A diferencia de otros años, esta temporada tanto calendario como los retos que había sobre la mesa nos obligan a realizar la primera travesía del año en Febrero y aunque el país elegido es Marruecos y el reto cruzar el Atlas para alcanzar el Sahara no será precisamente si calor característico el que nos acompañe.
Con esta tesitura salimos ayer dirección Barcelona para volar a la milenaria ciudad de Fez donde daría comienzo nuestra aventura. Partimos ya con cierta experiencia y los trámites hasta pisar territorio marroquí salen según lo esperado. Otra cosa es una vez allí donde el caos y desorden nos reciben con los brazos abiertos hasta el punto de vernos sin darnos cuenta en un taxi ilegal mercedes con más años que el hilo negro y nuestras bicis amarradas en el maletero con una cuerda. La intención era llegar al primer núcleo urbano donde prepararíamos todo el material y negociaríamos con algún lugareño la guarda y custodia de las cajas de embalaje hasta nuestra vuelta.
Y así, entre cientos de miradas curiosas ponemos todo apunto y comenzamos la marcha en dirección sur para cubrir los primeros 87 kms y 1600m+ que nos servirían de toma de contacto con este peculiar país.
En su primer tramo el paisaje lo formarían bastas extensiones donde la agricultura y ganadería se muestran como el motor económico de las distintas ponlaciones que las salpican. Bhalil, Sefro o Imouzzer son algunas de ellas donde se observa una mayor afluencia de gente aunque no de su actividad ya que todo el mundo no parece tener nada mejor que hacer que ver pasar el tiempo. Es alucinante como infinidad de niños salen a la carretera a animarnos y más alucinante aún es la falta que tienen. En Imoizzer kandar, lugar elegido para comer ha tenido lugar la anécdota del día, que lamentablemente se quedará grabada a fuego en mi mente para siempre. Mientras comíamos una vez más un grupo de niños se han acercado a la mesa. No era curiosidad lo que tenían, era hambre pura y dura. Señalaban nuestra comida, que no hemos dudado en ofrecerles rápidamente. En una bolsa vieja han mezclado todo lo que había sobre la mesa mientras daban las gracias con esa carita baja llena de mocos. Parece mentira lo ajenos que vivimos a la situación de gran parte de un planeta en el que vivimos bajo el lema de "Salvese quien pueda"
Con la tristeza y el frío metidos en el cuerpo hemos continuado la marcha cruzando la reserva de caza de Ifrane donde el lago Aoua a guiado nuestras pedaladas. La tranquilidad duraría poco ya que vamos con retraso y decidimos cruzar el parque por una carretera comarcal más directa donde el típico control policial que hemos encontrado en el cruce ha sido lo único decente en varios kms de asfalto lamentable y conducción camicace. Finalmente y con la tarde bien entrada llegamos a Ifrane, ciudad en auge donde se observa un poder adquisitivo muy por encima del resto. El palacio real vacacional y las pistas de ski dan una idea de lo que hemos visto. Desde allí hasta Azrou hemos tomado una rápida carretera entre montañas llenas de neveros que gracias a su porcentaje descendente hemos tardado poco en recorrer ganándole la partida a la noche y al frío que nos acechaban de manera inminente. Mañana será otra historia...
 #157668  por juangi2
 27 Feb 2015, 00:51
Nako te seguimos des aquí , muchísima suerte .
 #157669  por zankas
 27 Feb 2015, 01:35
Nako me has conquistado. Te seguiré en toda esta aventura. ENVIDIA, MUCHA ENVIDIA. Suerte y que todo salga bien.
 #157673  por Aluking
 27 Feb 2015, 10:58
Y aquí están las primeras fotos, desafortunadamente no con la Calidad que Nako acostumbra a documentar sus viajes, pero sirven para ilustrar algunos aspectos relatados.

Seguro que las próximas tienen mayor definición.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
 #157692  por Aluking
 28 Feb 2015, 21:03
DIARIO DEL DÍA 2

Como bien anuncie ayer, hoy daba comienzo el verdadero reto y con el una de las etapas más desgraciadas de mi vida cicloturista. Contra todo pronóstico logramos finalizar sanos y salvos.
Hemos sabido improvisar, recomponernos y no dejar que el cúmulo de desdichas nos hayan aguado la fiesta.
En otro lugar no hubiera pasado nada de esto, pero estamos en Marruecos, a las puertas del atlas y como es de suponer la falta de recursos es total incluso en algunas poblaciones conocidas.

Antes de que suene el despertador ya estamos en pie.
Aquí amanece muy temprano y la ajetreada Azrou que encontramos anoche tiene ahora sus calles desiertas mientras tímidamente comienzan a cobrar vida.
Tras un típico y abundante desayuno de dulces y crepes salimos por las empinadas calles de la ciudad, un paseo comparado con las primeras rampas del día una vez fuera de ella. Un largo tramo estremadamente técnico nos hace emplearnos cogiendo altura rápidamente hasta alcanzar la pista principal que recorre el parque nacional de Aguelma Azigza.
El objetivo de hoy es cruzarlo casi en su totalidad hasta llegar a la pequeña población de Ajdir junto al lago Aguelma.
Aunque siempre ascendiendo vamos sumando kms a buen ritmo entre la infinidad de neveros dispersos a ambos lados del camino que nos dan una idea de las bajas temperaturas que azotan estas cumbres del pre-Atlas.
Nada nos haría pensar en la que se avecinaba. Conforme vamos cogiendo altura la nieve va comiéndose cada vez más la pista hasta el punto de que al intentar cambiar de valle nos encontramos pedaleando sobre una auténtica alfombra blanca que todo lo cubre, incluido nuestro camino por el que se nos hace muy penoso el progresar, viéndonos obligados a patear muchos tramos.
A paso malayo mientras empujamos la bici logramos salir de esta inesperada trampa bajo la atenta mirada de los cientos de monos que copan los frondosos bosques de cedros.
Ya en tierra firme cogemos de nuevo la pista que nos conduciría hasta un inmenso lago que flanquearíamos por sus orillas llenas de vida en las que los pastores abastecen su ganado.
Esta bonita estampa poco duraría porque de nuevo volveríamos a vernos con la nieve casi por las rodillas agotando nuestras fuerzas a pesar de no haber cubierto ni la mitad de los 134kms previstos para hoy.
Horas después conseguimos alcanzar de nuevo la pista principal y aprovechamos para soltar un poco las piernas.

Siguiendo la recomendación de las distintas guías turísticas nos desviamos rumbo oeste en busca del valle de Ourzu cuyo corazón encierra unas impresionantes cataratas y un pintoresco pueblo con unas inmejorables panorámicas.
Aún me estoy arrepintiendo de la idea ya que hemos tenido graves problemas de orientación debido a la penosa cartografía de la zona y la inoperancia del GPS.
Navegando a ciegas conseguimos finalmente volver a enlazar el track y como no podía ser de otra manera hoy, ni había cascadas a pesar del deshielo y peor aún, no había nada que echarnos a la boca.
Tiene que ser una anciana beréber la que nos saque del apuro dándonos un pan redondo que ha sabido a gloria. Prosiguiendo con la mala suerte, el GPS vuelve a tomar como buenos caminos absolutamente intransitables, lo que nos obliga a dar un rodeo kilométrico en busca de alguna de las ciudades más al oeste, que aunque mucho más alejadas a buen seguro tendrían un acceso más asequible.
Con este panorama y la moral por los suelos salimos del parque en dirección a Mirit.
El camino aunque rompepiernas, es bastante rodador y salvando algunas dificultades a la hora de vadear algún río conseguimos atravesar su verde y ondulada orografía y plantarnos en sus bulliciosas calles.
Desde allí solo restarían algo más de 30 kms hasta Khenifra, la ciudad más cercana a nuestro destino, cuya entrada tras volver a jugar a la ruleta rusa en las estrechas carreteras marroquíes nos ha sabido a victoria de Etapa.
Este traspiés con final feliz tendrá consecuencias en la etapa de mañana a la cual tendremos que añadirle 25 kms extra para conseguir volver a entrar al parque de Aguelma y seguir así con el itinerario previsto.
Mañana pisamos ya el Atlas puro y duro, y no habrá opción ninguna al fallo. Esperemos la mayor de las suertes...






Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
 #157693  por nako147
 01 Mar 2015, 01:07
<TA1> Azrou-Khenifra
Como bien anuncie ayer, hoy daba comienzo el verdadero reto y con el una de las etapas más desgraciadas de mi vida cicloturista. Contra todo pronóstico logramos finalizar sanos y salvos. Hemos sabido improvisar, recomponernos y no dejar que el cúmulo de desdichas nos hayan aguado la fiesta. En otro lugar no hubiera pasado nada de esto, pero estamos en Marruecos, a las puertas del atlas y como es de suponer la falta de recursos es total incluso en algunas poblaciones conocidas.
Antes de que suene el despertador ya estamos en pie. Aquí amanece muy temprano y la ajetreada Azrou que encontramos anoche tiene ahora sus calles desiertas mientras tímidamente comienzan a cobrar vida. Tras un típico y abundante desayuno de dulces y crepes salimos por las empinadas calles de la ciudad, un paseo comparado con las primeras rampas del día una vez fuera de ella. Un largo tramo estremadamente técnico nos hace emplearnos cogiendo altura rápidamente hasta alcanzar la pista principal que recorre el parque nacional de Aguelma Azigza. El objetivo de hoy es cruzarlo casi en su totalidad hasta llegar a la pequeña población de Ajdir junto al lago Aguelma.
Aunque siempre ascendiendo vamos sumando kms a buen ritmo entre la infinidad de neveros dispersos a ambos lados del camino que nos dan una idea de las bajas temperaturas que azotan estas cumbres del pre-Atlas. Nada nos haría pensar en la que se avecinaba. Conforme vamos cogiendo altura la nieve va comiéndose cada vez más la pista hasta el punto de que al intentar cambiar de valle nos encontramos pedaleando sobre una auténtica alfombra blanca que todo lo cubre, incluido nuestro camino por el que se nos hace muy penoso el progresar, viéndonos obligados a patear muchos tramos. A paso malayo mientras empujamos la bici logramos salir de esta inesperada trampa bajo la atenta mirada de los cientos de monos que copan los frondosos bosques de cedros. Ya en tierra firme cogemos de nuevo la pista que nos conduciría hasta un inmenso lago que flanquearíamos por sus orillas llenas de vida en las que los pastores abastecen su ganado. Esta bonita estampa poco duraría porque de nuevo volveríamos a vernos con la nieve casi por las rodillas agotando nuestras fuerzas a pesar de no haber cubierto ni la mitad de los 134kms previstos para hoy. Horas después conseguimos alcanzar de nuevo la pista principal y aprovechamos para soltar un poco las piernas.
Siguiendo la recomendación de las distintas guías turísticas nos desviamos rumbo oeste en busca del valle de Ourzu cuyo corazón encierra unas impresionantes cataratas y un pintoresco pueblo con unas inmejorables panorámicas. Aún me estoy arrepintiendo de la idea ya que hemos tenido graves problemas de orientación debido a la penosa cartografía de la zona y la inoperancia del GPS. Navegando a ciegas conseguimos finalmente volver a enlazar el track y como no podía ser de otra manera hoy, ni había cascadas a pesar del deshielo y peor aún, no había nada que echarnos a la boca. Tiene que ser una anciana beréber la que nos saque del apuro dándonos un pan redondo que ha sabido a gloria. Prosiguiendo con la mala suerte, el GPS vuelve a tomar como buenos caminos absolutamente intransitables, lo que nos obliga a dar un rodeo kilométrico en busca de alguna de las ciudades más al oeste, que aunque mucho más alejadas a buen seguro tendrían un acceso más asequible. Con este panorama y la moral por los suelos salimos del parque en dirección a Mirit. El camino aunque rompepiernas, es bastante rodador y salvando algunas dificultades a la hora de vadear algún río conseguimos atravesar su verde y ondulada orografía y plantarnos en sus bulliciosas calles. Desde allí solo restarían algo más de 30 kms hasta Khenifra, la ciudad más cercana a nuestro destino, cuya entrada tras volver a jugar a la ruleta rusa en las estrechas carreteras marroquíes nos ha sabido a victoria de Etapa. Este traspiés con final feliz tendrá consecuencias en la etapa de mañana a la cual tendremos que añadirle 25 kms extra para conseguir volver a entrar al parque de Aguelma y seguir así con el itinerario previsto. Mañana pisamos ya el Atlas puro y duro, y no habrá opción ninguna al fallo. Esperemos la mayor de las suertes...
 #157694  por nako147
 01 Mar 2015, 01:08
<TA2> Khenifra - Tounfite
5:30 pm y con el llamamiento al rezo a modo de despertador pongo los pies en el suelo para comenzar la rutina previa a la etapa. Al kilometraje y desnivel de hoy debemos sumarle los 25 pendientes de la jornada de ayer y aunque es más asequible, el entorno será mucho más duro a medida que entremos en el Atlas. Por esa razón decidimos ofrecer algunos dirhams a alguno de los cientos de lugareños que apostados en cada esquina esperan una oportunidad. Poniendo fin a nuestra mala racha coincidimos con un marroquí con pasado en Cartagena, que en perfecto castellano se ofrece a llevarnos hasta Ajdir para comenzar la etapa según el plan establecido.
Y así comienza nuestra jornada, dando pedales de nuevo entre infinitos cedros cuya umbría hacen bajar el mercurio de manera drástica. Por suerte cuento con la ropa de "Caramba PRO-TEAM" que mi buen amigo Juanma me ha regalado. Como siempre en estas extensas montañas pasamos la mayor parte de la jornada en continuo ascenso. La pista es cómoda relativamente y en cada codo que hacemos se nos llenan los ojos con las impresionantes vistas, pero no es hasta coronar el primero de los puertos cuando quedamos perplejos ante la majestuosidad del Atlas. Desde nuestra panorámica oteamos todo el horizonte con un kilométrico atlas cargado de nieve que recorta el cielo de lado a lado.
Descendemos rápidamente entre valles en los que solo pastores y algunos agricultores levantan la mirada de sus tierras cuando sus hijos nos salen al encuentro gritando y saludando, les fascina vernos y y a mi pararme con ellos no pidiendo evitar acordarme de lo que tengo en casa.
Transcurrida media mañana comenzamos con la segunda de las ascensiones, pero a medida que ganamos altura vuelven a sobre volar sobre nosotros los fantasmas de la jornada anterior. 3 eternas horas nos llevaría salir del pre-Atlas haciendo casi omiso de los pastores que desde la lejanía nos advertían de la imposibilidad de seguir por esa ruta. Exprimiendo hasta el último gramo de fuerza y con la nieve por las rodillas conseguimos lo que en muchos momentos nos parecía imposible. Una fuerza mental absoluta y el saber que pagaríamos caro quedarnos allí atrapados nos hace volver a rodar como el rayo en busca del pueblo más próximo donde poder abastecernos de agua y comida, cosa que no conseguiríamos hasta las 4 de la tarde.
Llegamos a Boumia, una ciudad más pobre si cabe que las anteriormente visitadas donde un pan relleno, fruta y dulces nos hacen retomar el aliento.
A estas alturas sabemos que no llegaremos a nuestro destino así que calculamos bien nuestros pasos para poder llegar a alguna población con recursos mínimos. Siguiendo el basar del Atlas pedaleamos en medio de la nada durante 40 interminables kilómetros siempre con el viento azotandonos siempre de costado. Para cuándo ya reinaba la oscuridad absoluta llegamos a Tounfite,nunca mejor dicho "muriendo en la orilla" pues nos vemos obligados a cruzar un rio con la bici a cuestas y a pesar de todo las casi 9 horas de pedaleo solo han servido para acariciar la meta a solo 20 kms. Volvemos a ir con retraso pero jamás imaginamos que llegaríamos hasta este lugar desde el que escribo donde hemos sido el foco de atención total restandole algo de monotonía a la vida de unas gentes que viven en la más absolutas de las pobrezas. Gracias a todos los que seguís esta aventura y en especial a Miguel Ángel que ha luchado como una bestia para poder terminar. Lo que mañana nos depare esta tierra hostil ya casi que ni nos presiona...
 #157700  por JOSEROS
 02 Mar 2015, 00:37
Ánimo Pedro. Esta será de las que forjan. No dejes de seguir haciéndonos partícipes, ya estoy deseando leer tu próxima etapa
 #157705  por Aluking
 02 Mar 2015, 10:47
Estas son las fotos que ilustran la etapa Khenifra - Tounfite:

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Grande, enorme el reto, agrandado por las condiciones del entorno, y no me refiero solo al clima y tener que patear durante horas por encima de la nieve.

Imaginar terminar una etapa así de noche, con la cartografía que sirve de poco, sin una ducha caliente y gracias si el tugurio en el que te alojas tiene agua corriente y váter, de colchón Lomónaco mejor ni hablamos, qué decir de toallas y sábanas limpias...
Come lo que encuentres a mano, es decir, lo único que haya, sin pensar si te gusta o en las inspecciones de Sanidad de las que no han oído hablar, olvídate al despertar de encontrar un desayuno en condicoines que te prepare para la jornada que se inicia...

Buffff.... estoy que salgo pitando a unirme a vosotros...
Última edición por Aluking el 02 Mar 2015, 10:56, editado 2 veces en total.
 #157706  por saterres
 02 Mar 2015, 10:51
Mucho animo, menuda aventura...
 #157707  por zankas
 02 Mar 2015, 11:34
Animo que podéis con todo. ¡¡¡¡menuda aventura¡¡¡¡ Estáis conociendo el Marruecos auténtico, nada de ruta turística. Como decía aquel: QUE LA FUERZA OS ACOMPAÑE.......Y EL ESPIRITU DE LA CABRA TAMBIEN :mrgreen:
 #157713  por Aluking
 02 Mar 2015, 17:52
CUARTA ETAPA: Tounfite-Tamtatouch

Amanece en Tounfite, sin duda el agujero más oscuro en el jamás he estado.
Hemos pasado la noche como bien hemos podido, sin ducharnos, mal cenados y metidos en un catre en el que hemos dormido tiesos como momias por no movernos.
Entre eso y que no teníamos ni un trapo a modo de cortina, a las 6:30 estábamos ya en pie prestos a salir cuanto antes.

Hoy es la etapa reina, cruzaremos el Atlas de lado a lado durante 150 kms y algo más de 3000m+.
Estamos en el Marruecos más profundo y la información sobre la ruta a seguir es algo confusa debido a las últimas nevadas.
Mohammed, un marroquí decidido pero de pocas palabras se ofrece a reconducirnos hasta la pista que debemos tomar y que según el esta en buenas condiciones.
Montados en su destartalada ranchera retamos a todo el que se cruza con nosotros a apartarse antes y cruzamos ríos a contracorriente como el que hace un ceda el paso.
No nos hemos despedido de nuestro improvisado guía cuando ya tenemos un grupo de chiquillos revoloteando a nuestro alrededor esperando sacar provecho de nuestra visita al grito de "monsieu...chocolat!!"
Por lo que compartimos unas barritas con ellos y marchamos del lugar antes de que se nos vaya la cosa de las manos.

Afngou es un poblado con una triste historia, hace años una extraña epidemia término con la vida de la mayoría de los niños que allí vivian.
A día de hoy el gobierno ha tomado algunas medidas y ayudado a malas penas a que estos chavales de gesto alegre vuelvan a corretear descalzos por sus callejuelas de barro con los mocos por la barbilla.

Comienza el día con un principio de etapa demoledor, nunca he subido una sucesión de puertos tan duros y largos como estos, el Col Tiz Timicha de 2409m y los que le preceden alcanzan con cotas de hasta 2650m.
Con los ojos clavados en el asfalto y siguiendo la caravana de mujeres que transportan leña sobre sus mulas conseguimos coronar la carretera más alta del Atlas entre un corredor de nieve totalmente impracticable en su último tramo.
La panorámica es impresionante, así que tomamos varias fotos como recompensa y nos dejamos caer a buena velocidad apresurando el ritmo cuando toca dar pedales para recuperar el tiempo perdido en el ascenso.
Gracias a Dani Cegarra y Eugenio Martínez de Mundobici por estas máquinas de devorar kilómetros que nos montaron en su día.
Uno con otro vamos cruzando pequeños poblados anegados en un barro que sólo el agua de los muchos ríos que nos vemos obligados a cruzar es capaz es capaz de despegar de nuestras bicis y zapatillas.

En Bou Azmou, el último conjunto de casas mínimamente civilizado por fin volvemos a tomar una comida decente. El gerente del local y conocedor de la zona nos advierte que volveremos a tener problemas si decidimos alcanzar el Sahara por la Garganta del Dades desde Msermir.
Todos los accesos están cortados y la única opción de llegar al es por el Todra, punto ineludible de la travesía pero previsto para la etapa siguiente en su parte más septentrional .
Esta vez optamos por no jugárnosla y aunque la decisión condicionará totalmente las dos siguientes etapas tomamos dirección hacia la más angosta de las gargantas. 40 kms de ascenso nos separan del collado de Ait Hani, última barrera natural del Atlas que encierra al otro lado del valle una pequeña aldea con el que comparte nombre y cuyo deshielo riega sus verdes campos.
Ante esta nueva e impredecible situación optamos por dar pedales hasta que comience a caer la noche y buscar un lugar que con poco ya sería mejor que el de la noche anterior.
Es entonces cuando un joven sale a nuestro encuentro también en bicicleta intentando llamar nuestra atención. Dice tener un albergue y que nos tratara bien.
Algo escépticos decidimos darle una oportunidad aunque sea por el esfuerzo empleado y bendita sea la hora en la que Hamid nos sentó en su mesa y dio cobijo en su bonita kasba de adobe porque nos ha hecho sentir como en nuestra propia casa. Ni que decir tiene , que en agradecimiento dobláremos los 240dirhams (24€) que pretende cobrarnos a los dos por cenar, dormir y desayunar. De otra manera no podría irme de aquí con la conciencia tranquila... Sabiendo que mañana despertaremos aquí no podrá empezar el día mejor..
Buenas noches!!
 #157727  por Aluking
 03 Mar 2015, 13:31
5ª ETAPA: TAMTATOUCH - BOULMANE

Quintó día de travesía y con el daremos fin el principal escollo que da nombre a esta travesía "TransAtlas".
A partir de aquí de nuevo cambio radical de paisaje, gentes y formas de vida algo más civilizadas hasta que de nuevo el Sahara nos deparé la soledad absoluta.

Abro los ojos e intento estirar mis anestesiadas piernas.
El culo no va mucho mejor así que un poco de crema en ambos hará al menos de placebo.
Escuchamos la llamada de Hamid que ya nos tiene preparado el desayuno en la terraza.
Es un privilegio estar en semejante remanso de paz y más aún entablar conversación con el, que nos da una auténtica lección de vida y superación.
Hoy no hay prisa el cúmulo de circunstancias acontecidas a propiciado que la etapa de hoy sea algo más asequible. De los 140 kms que hay por delante haremos parte importante en un gran taxi por una de las carreteras más peligrosas de Marruecos.
Redondeando la cifra a 100 kms emplearemos el día en recorrer las afamadas gargantas del Atlas medio y que tanto turismo atraen.

Mientras nos despedimos de nuestro anfitrión soltamos freno y nos adentramos siempre siguiendo el curso del río en la impresionante garganta del Todra que se va encajonando cada vez más hasta el punto de casi tocarse sus paredes dejando el mínimo espacio a la carretera que las atraviesa. No somos los únicos interesados en el lugar, por primera vez vemos occidentales y nos da cierta seguridad, todos somos observados por los ya acostumbrados ojos de algunos nómadas que viven en las alturas y que por mucho que les devolvemos la mirada no alcanzamos a adivinar como llegan a semejantes nidos de águila.También vemos el primero de los palmerales tan típico de este lado y que concuerda más con la idea preconcebida de lo que solemos creer que es Marruecos.
Este tranquilo tour fotográfico nos lleva toda la mañana, no hay prisa, sabemos que en Tinghir nos adelantaremos al horario previsto una vez negociemos el Taxi.

Tinghir es una ciudad grande con bastante más medios y tras preguntar mientras almorzamos nos acercamos a lo que ellos llaman "estación de taxi", un enjambre de marroquíes que sin control ninguno discuten entre ellos bajo un sol abrasador quien se lleva el gato al agua y que en nuestro caso por poco llegan a las manos.

Una vez vuelta la calma nos disponemos a cruzar la extensa llanura que nos separa de Boulmane a pique de que se desarmara el coche por el camino.

Ya montados de nuevo en nuestras burras de carbono salimos directos a por uno de los platos fuertes del día que no puede faltar en cualquier viaje a Marruecos.
La garganta del Dades inaccesible ayer por su cara norte nos permitiría hoy contemplarla en toda su magnitud y volvernos con esa foto tantas veces vista desde casa.
Aunque la jornada de hoy ha sido más llevadera el cuerpo ya no distingue y pedaleamos por inercia hasta Oued Dades donde intentar encontrar alojamiento ya es una aventura por si sola.

La sopa arira y una fuente de coucus pondrán fin a esta nueva etapa.
Mañana volvemos a cambiar de escenario radicalmente con el Jbel Sagro y sus moles de roca como enemigo a batir.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
 #157728  por JOSEROS
 03 Mar 2015, 13:45
Con las fotos podemos hacernos una leve idea de los contrastes que os estáis encontrando. Tienes que tener el disco duro, de tu cerebro, ya repletico de instantáneas inolvidables.

TEMAS RECIENTES

Avatar de Usuario TRANSPYR 2019

por pepegar

17 Sep 2018, 01:20

Avatar de Usuario Dos días por las sierras de Cazorla y el Pozo

por Mariano Vicente

14 Sep 2018, 21:16

Avatar de Usuario 15/09/2018 Ojos New Puente Colgante Solvente

por piperan

12 Sep 2018, 09:24

Avatar de Usuario Salida 8/09 Sabado. Vuelta por el Valle

por yomer

09 Sep 2018, 19:27

Avatar de Usuario Sábado 8 Pliego by sendas

por ANDRIU

04 Sep 2018, 11:45

Avatar de Usuario Salidas semanales [ILEGALES MUY LEGALES]

por ANDRIU

03 Sep 2018, 21:11

Avatar de Usuario Rodillo elite

por Alvaro_mtb

28 Ago 2018, 19:57

TWITTER DE LA INTEGRAL

SU PUBLICIDAD AQUI

Sobre Nosotros

Este foro está abierto a todos los ciclistas sin excepción. Las opiniones y comentarios de los usuarios no representan a la de los administradores de este foro ni al club ciclista que lo sustenta.

Al asistir a las salidas propuestas en este foro se exime de cualquier responsabilidad a la ACM rutasMTBmurcia. Las actividades aquí propuestas están abiertas a cualquier persona bajo su propia responsabilidad y conocimiento de su estado físico. El casco es obligatorio, y se respetarán estrictamente las normas de tráfico y las buenas prácticas de respeto a la naturaleza.

BBOOTS

El estilo Responsive no oficial